Categorías
General

¿Qué es la Economía del Cuidado?

La Economía del Cuidado consiste en las actividades y los servicios que se prestan de manera remunerada o no, que apoyan el cuidado en todas sus formas.
Esto incluye:

Trabajos al interior del hogar

Actividades como cocinar, lavar, limpiar, recoger agua, buscar fuentes de energía, cuidar a integrantes de la familia como niños (as), adultos (as) mayores, personas con enfermedades, personas con discapacidad, entre otras. Este trabajo, aunque es fundamental para el funcionamiento de nuestra sociedad, generalmente es poco valorado y no remunerado.​

Trabajo fuera del hogar

Actividades remuneradas al servicio de terceros realizando labores domésticas de limpieza y aseo, cuidado de niños(as), adultos(as) mayores, personas con enfermedades, personas con discapacidad, entre otras. Generalmente, quienes brindan estos servicios lo hacen desde la informalidad laboral (sin contrato de trabajo, sin protección social, etc.) y suelen recibir una baja remuneración.

Es feminizado

Las mujeres y las niñas se encargan de la mayoría de las responsabilidades del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado. ​Esta sobrecarga tiene implicaciones sobre el desempleo y la inactividad laboral de las mujeres y limita sus oportunidades de autonomía económica.

Vías de impacto

El primer paso es reconocer la necesidad y la carga de los(as) trabajadores(as) domésticos(as) y de cuidado remunerados y no remunerados. Las empresas de la economía del cuidado pueden entonces ayudar a reducir, recompensar y redistribuir el trabajo de cuidado de las siguientes maneras:

REDUCIR

El tiempo dedicado al trabajo doméstico no remunerado a través de productos, servicios e iniciativas. 

RECOMPENSAR

Por medio de productos, servicios e iniciativas que les permitan a trabajadores(as) domésticos(as) y del cuidado recibir una justa remuneración y avanzar en sus carreras con mejores condiciones laborales.

REDISTRIBUIR

El trabajo doméstico y de cuidado hacia:

  1. Entidades del sector público y privado
  2. Otros actores dentro del hogar

a través de servicios e iniciativas diseñadas para este propósito.

Existen soluciones innovadoras basadas en el mercado para reconocer, recompensar, reducir y redistribuir las actividades de cuidado, y están aumentando. Estos incluyen la provisión de cuidado infantil asequible y de alta calidad para comunidades desatendidas, soluciones para el cuidado infantil en el lugar de trabajo, soluciones que mejoran las condiciones laborales para los(as) trabajadores(as) de la economía del cuidado y tecnologías innovadoras que ahorran tiempo y esfuerzo.

Además, las soluciones de la economía del cuidado que brindan energía limpia, agua y saneamiento, transporte seguro y eficiente, soluciones de viviendas ecológicas y asequibles, e instalaciones para el cuidado de personas mayores y niños(as) tienen el potencial no sólo de acelerar la transformación de la economía del cuidado, sino también de apoyar la transición hacia una economía baja en carbono.

Sin embargo, siguen existiendo lagunas en la evidencia sobre el impacto y la escalabilidad de los modelos de negocio de la economía del cuidado. Hay información limitada sobre la disponibilidad, la asequibilidad y la calidad de la prestación de atención en el Sur global. Hasta la fecha, solo se han documentado algunos ejemplos de modelos comerciales innovadores, asequibles y de calidad relacionados con la atención con un potencial de crecimiento significativo. Estas brechas en el conocimiento y la evidencia socavan el crecimiento y la profesionalización del sector del cuidado.