Categorías
General

Los Desafíos de ser Cuidador

Estar a cargo de la salud y el bienestar de un Adulto Mayor es un gran reto, pues implica una responsabilidad muy grande tener a una persona dependiente de sus cuidados y atención. Es de reconocer la gran labor que hacen los Cuidadores que se deciden a emprender esta tarea, pues conlleva para ellos mucha responsabilidad.

Si usted se encuentra actualmente desempeñando la tarea de cuidador o lo hará pronto, le queremos compartir los principales desafíos a los que se puede enfrentar a la hora de realiza esta noble labor.

  1. Los cuidadores deben crear un cierto desprendimiento emocional a la relación con la persona a su cargo. La autora Marion Karpinski señala en su libro “Consejo para cuidadores”, que los cuidadores que no se desprenden emocionalmente pueden llegar a perder el sentido de sí mismos como individuos, involucrarse demasiado, o hasta deprimirse o enfermarse físicamente.
  1. Los cuidadores deben tener todo lo necesario para brindarle la mayor comodidad al dependiente. Esto implica realizar cambios dentro de la casa como instalar barras de seguridad, adquirir equipo médico en caso de necesitarlo como respiradores; quitar alfombras o tapetes que puedan provocar caídas, etc.

“La tarea es liviana cuando el esfuerzo es compartido” Recuerde que una persona mayor necesita cuidados más especializados de los que se le pueden ofrecer en casa, por ello, es recomendable la contratación de un Cuidador profesional que ayude en las tareas del cuidado diario.

En Colombia el 19,8 % de las personas con discapacidad reporta cuatro o más deficiencias, lo que se asocia a mayor necesidad de apoyo de un tercero para realizar las tareas diarias. El 37,7 % de la población registrada con discapacidad depende permanentemente de un cuidador (6-9); éste generalmente es mujer (75,1 %), del mismo hogar (83,7 %) y sin remuneración, cifras que coinciden con análisis internacionales relacionados también con la economía del cuidado (1,5,6,10,11). Si bien este cuidado informal de la discapacidad acude a formas de protección social tradicional, reduce costos al sistema de seguridad social, y con ello responde a la lógica de eficiencia, sobrecargar este servicio trae serias afectaciones sobre quien lo presta (1,11,12): inseguridad económica para el grupo familiar, al trabajar menos integrantes o menos horas (1,10,11); afectaciones sobre la salud física y mental del cuidador, derivadas de las exigencias físicas y estrés por la amplia dedicación al cuidado de la persona con discapacidad, el impacto emocional de dicha condición, la sobrecarga en tareas domésticas y alteraciones del sueño (5,10,11). Estas manifestaciones han sido tipificadas en la literatura como síndrome del cuidador (5). También se presenta carga sobre menores de edad, quienes al ser cuidadores experimentan efectos físicos (cansancio y alteraciones del sueño), psicológicos (ansiedad, estrés y depresión), sociales (cambios conductuales y en la socialización) y educativos (aumentan las probabilidades de bajo rendimiento o deserción escolar) (13). En general, se reconoce una precarización del bienestar para quien ejerce el rol de cuidador de una persona con discapacidad, situación que se complejiza para quienes asisten a aquellos con condiciones severas (12,14-17).

Categorías
General

LA NAVIDAD Y EL ADULTO MAYOR.

La palabra Navidad viene del latín Nativitas y significa nacimiento. Y esta fecha importante no solo la celebran los cristianos de todo el mundo, ya sean Católicos, Protestantes u Ortodoxos, pues las tres religiones celebran el nacimiento de Cristo, sino que, es una fecha celebrada por diferentes culturas a lo largo de la historia de la humanidad, pues coincide con el cambio de la primavera al verano en el hemisferio sur, o el paso del otoño al invierno como es en el hemisferio norte, de ahí la costumbre de colocar pinos rodeados de nieve, renos que viven en el polo norte etc. Los romanos celebraban el nacimiento del Sol Invictos (el sol invencible), justo el 25 de diciembre pues ellos adoraban al sol.

Lo importante de todo, independiente de la religión o cultura que tengan, la Navidad es una fecha muy importante que además de celebrar el nacimiento del Niño Jesús, es una fecha de unión familiar. La Navidad se viene celebrando desde inicio del mes, con la colocación cada domingo de las velas del adviento y en muchos colegios, oficinas, clubes se van realizando actuaciones, intercambios de regalos, y en general cualquier tipo de compartir entre amigos. Lamentablemente esta fecha importante de unión familiar se va volviendo cada día más materialista, y la gente piensa más en los regalos materiales y costosos, que el momento de compartir en general.

Algunas almas caritativas, con el fin de continuar compartiendo, realizan de manera voluntaria, chocolatadas y entrega de regalos a los niños con menos recursos, llevándoles una tarde de alegría, con música, regalos, panetón y chocolate (a pesar del calor de diciembre, el chocolate se sirve caliente continuando la tradición).

LOS GRANDES OLVIDADOS.

Así como los niños y adultos jóvenes disfrutan de la Navidad, los adultos mayores también la viven y la disfrutan, y de repente con más ganas, pues debido a su estado de soledad, es una ocasión y oportunidad para poder verse con sus amigos y seres queridos. En esta etapa de su vida, al adulto mayor ya no le interesa los regalos materiales, el bien que más aprecian es el tiempo y el poder compartir con sus seres queridos un momento especial con ellos, un beso, un abrazo, una caricia tierna. Y dentro de ese tiempo más calidad que cantidad, porque de nada vale meterse al cuarto del abuelo con un celular y ponerse a navegar y chatear sin tomarle la debida dedicación.

En muchas casas (menos mal que la minoría) a los adultos mayores los acuestan temprano para que “no estorben” y poder dar espacio a los niños, y jóvenes de la casa.

Les propongo a todas aquellas personas que comparten la Navidad con los niños pobres, que de cada novena que organicen, una se la ofrezcan a los Adultos Mayores, ellos no solo se los van a agradecer sino que las personas que ofrezcan la novena se sentirán muy felices de poder compartir la sonrisa, muchas veces sin dentadura, pero sincera y pura de un Adulto Mayor. El poder ver sonreír de agradecimiento y felicidad a un Adulto Mayor no tiene precio material, pero vale mucho espiritualmente. Para muchas personas, los ancianos, son seres de estorbo en la casa, son individuos que quitan tiempo, espacio y recursos y que son seres lentos, torpes y olvidadizos, y luego nos preguntamos:¿acaso estas personas piensan que nunca van a envejecer y enfermarse?; este año regala tiempo de tu tiempo al adulto mayor, interésate, brinda afecto y comprensión; se tolerante, ten paciencia, ponte en sus zapatos, verás que una sonrisa lo vale todo, una sonrisa amable es motivadora, esperanzadora, y brinda alegría.

LA NOCHE BUENA.

FELIZ NAVIDAD LES DESEA SERVICIO INMEDIATO DE CUIDADORES

La ‘Noche Buena’ está a la vuelta de la esquina; una noche para cenar en familia, rodeados de nuestros seres queridos y compartir alegrías, risas… pero desgraciadamente hay muchas Personas Mayores que pasan ese día en soledad; bien porque haya fallecido su cónyuge, haya decidido no tener hijos, sus amigos pasen esa noche con su familia o por alguna razón u otra esté alejado de su familia… en definitiva, que esa noche especial y mágica se ven solos. Ante esta realidad, nos parece interesante recoger que, la OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta de que la soledad es una de las causas principales del deterioro de la salud en las Personas Mayores. Una soledad que se hace más patente en Navidad.

De hecho, varios estudios han probado que existe una relación de riesgo entre la Navidad y el incremento de afecciones cardiovasculares y emocionales.

Ni una Navidad en soledad.

Estas son algunas de las actividades:

  • Comida y cena en residencias o en algún lugar especial
  • Club de lectura
  • Taller de arte como terapia visual y emocional
  • Tardes de Baile y clases
  • Existen programas de concienciación y acompañamiento de Personas Mayores en su domicilio o en la residencia.

La Navidad es una época muy señalada que requiere afecto y atención, algo que se puede cubrir con estos programas, con la presencia de un cuidador a domicilio que les acompañe durante la Navidad o la compañía de los que viven en una residencia para la tercera edad.

Cubrir estas necesidades puede resultar muy beneficioso para la salud del mayor.

FELIZ NAVIDAD LES DESEA SERVICIO INMEDIATO DE CUIDADORES

Uno de los consejos para mitigar los efectos de la soledad en las Personas Mayores que podemos obtener de los psicólogos es el hecho de no permanecer encerrados en casa todo el día, es aconsejable realizar alguna actividad de ocio, como dar un paseo para ver las luces de Navidad, tomar un chocolate caliente sentados en una cafetería, conversar con alguien, salir hacer senderismo. Estas son algunas de las cosas a tener en cuenta para que las Personas Mayores no se sientan solas esta Navidad y no pierdan, por tanto, calidad de vida. Tan importante a lo largo de la vida, pero que en estas fechas cobra un matiz especial. Si tienes a cargo a una persona mayor, abuelos, padres… no dejes de llamarlos, visitarlos… estas fechas. Ese pequeño gesto puede ser fundamental para la salud de tu ser querido y, sin duda, contribuirá a la felicidad de ambos.

¡Feliz Navidad y fuera la soledad!

¿Cómo hacer una burbuja de seguridad navideña?

FELIZ NAVIDAD LES DEA SERVICIO INMEDIATO DE CUIDADORES

De acuerdo con James McDeavitt de la Escuela de Medicina de Baylor en Estados Unidosuna forma de evitar contagios de COVID-19 durante la temporada navideña 2020, es realizar una “burbuja de seguridad” siguiendo estas recomendaciones:

  1. Evalúe los niveles de riesgo de forma individual: es importante considerar el nivel de riesgo de contagio que tiene cada persona, es decir, si se trata de un adulto mayor, si padece inmunosupresión, alguna comorbilidad como diabetes, sobrepeso u obesidad  o tiene una afección médica subyacente grave.
  2. vacúnese contra la influenza: la intención es mantener el sistema inmunológico saludable y evitar cualquier tipo de enfermedad.
  3. Acuerde como punto de reunión: preferentemente en una casa privada donde sepa que se han seguido las medidas sanitarias correspondientes.

Previo a la reunión es importante considerar las siguientes pautas:

  1. Limiten su contacto con otras personas ajenas a su círculo cercano al menos dos semanas antes.
  2. Utilice siempre cubrebocas, caretas o protectores oculares.
  3. Realice un seguimiento diario de síntomas y la temperatura. Si presenta algún signo de COVID-19 o sospecha que lo padece, realice una prueba de PCR.
  4. Designe quién o quiénes serán los encargados de cocinar y abastecer insumos, procurando utilizar servicios de entrega a domicilio.
  5. Verifique las restricciones de viaje en caso de necesitar desplazarse.
  6. Mantenga disponibles desinfectante de manos, protectores faciales o gafas protectoras y cubrebocas.

El experto señala que para que funcione la “burbuja de seguridad” y este 2020 tener una Navidad libre de COVID-19 es necesario que todos los asistentes sigan correctamente las recomendaciones.

FELIZ NAVIDAD LES DESEA :SERVICIO INMEDIATO DE CUIDADORES
FELIZ NAVID LES DESEAMOS DESDE SERVICIO INMEDIATO DE CUIDADORES.