Categorías
General

DIABETES CAUSAS SINTOMAS TRATAMIENTO Y PREVENCION

LA DIABETES. es una enfermedad que impide la descomposición de la glucosa en las células. El nivel de glucosa en la sangre aumenta rápidamente y el cuerpo procura bajar los niveles aumentando la producción de orina lo que provoca una sed incontrolable. La glucosa es la principal fuente de energía del cuerpo pero la diabetes no la deja ser usada por las células. Es de tomar en cuenta, que cuando el ser humano consume un exceso de glucosa esta se deposita en el hígado como glucógeno (se transforma en glucosa cuando el cuerpo lo desea), por lo cual el individuo contiene una reserva de glucosa para llevar a cabo los diferentes procesos biológicos.

El término glucosa es de origen griego “gleukos” que significa “mosto” o dulce” y el sufijo “-osa” hace referencia que trata de un azúcar. La glucosa fue estudiada por primera vez en el año 1747 por el farmacéutico Andrea Marggraf, aisló la glucosa de las uvas pasas, sin darle un nombre a este tipo de azúcar, solo se refirió como “eine Art Zucke” que significa “un tipo de azúcar” y, en el año 1838 el químico francés Jean Baptiste Andre Dumas se refirió a la sustancia aislada como “glucosa”.

Factores de riesgo: El sobrepeso y la obesidad, junto con el sedentarismo y una mala alimentación, rica en azúcares, carbohidratos o alta en calorías; y la falta de ejercicio, hacen que se produzca resistencia a la acción de la insulina; es decir, la cantidad de insulina que genera el páncreas es inferior a la cantidad de azúcar en la sangre o ya no resulta tan eficaz, y aparezca la enfermedad. Cuando la cantidad de hormona que se produce ya no compensa o se equipara con la cantidad de azúcar la sangre, o ésta deja de ser eficaz, . Otro factor de riesgo a considerar es la hipertensión.

Diagnóstico: En una persona sana su glucosa debe estar entre 70 y 100 mg/dl en ayunas y menos de 140 mg/dl dos horas después de comer. Se denomina prediabetes a los niveles de glucosa Alterada en Ayunas (GAA), cuando los valores oscilan entre 100 y 125 mg/dl; son altos pero todavía no tan altos para considerarse diabetes. En estos casos perdiendo peso, con una buena dieta y ejercicio, podrá retornarse a la normalidad.  Se considera diabetes cuando la glucosa se eleva por encima de 126 mg/dl en ayunas y por encima 200 mg/dl 2 horas después de una comida, equivalente a una PTGO. La Prueba de Tolerancia a la Glucosa Oral (PTGO), es el examen que se utiliza para medir la alteración de la glucosa e identificar los casos de diabetes en personas que aún no han sido diagnosticadas. En estos casos ya le costaría trabajo al páncreas volver a su funcionamiento normal

¿Cómo se trata la diabetes?

El tratamiento depende del tipo de diabetes que tiene. Hay tres tipos principales de diabetes:

La diabetes de tipo 1

Ocurre cuando el páncreas deja de producir insulina. Generalmente se da en niños y adolescentes, pero puede presentarse posteriormente en la vida. Las personas con diabetes de tipo 1 necesitan insulina para sobrevivir.

La diabetes de tipo 2

Es el tipo más común de diabetes. Con la diabetes de tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina y se vuelve resistente a la acción de la insulina. Se presenta en pacientes adultos y mayores de edad, muchos de ellos con sobrepeso. A las personas más jóvenes también les puede dar diabetes de tipo 2.

La diabetes gestacional

Es un tipo de diabetes que se presenta solamente durante el embarazo. Generalmente desaparece cuando nace el bebé. Sin embargo, las mujeres que tienen diabetes gestacional son más propensas a tener diabetes de tipo 2 posteriormente.

Tratamiento.

El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida (dieta y ejercicio), además –de ser necesario– medicamentos orales (pastillas), insulina, otros medicamentos inyectados o una combinación. Las personas con diabetes de tipo 1 siempre necesitan insulina. Generalmente, las personas con diabetes de tipo 2 necesitan tratamiento con medicamentos orales durante varios años o incluso muchos años, pero a fin de cuentas pueden necesitar insulina para controlar la glucosa.

Qué es glucosa.

Glucosa es la principal azúcar que circula en la sangre y es la primera fuente de energía en el cuerpo para los seres vivos incluyendo a plantas y vegetales. La glucosa es un monosacárido, un tipo de azúcar simple, de color blanco, cristalina, soluble en agua y muy poco en el alcohol, que se halla en las células de muchos frutos, miel, sangre y líquidos tisulares de animales. La glucosa se encuentra en abundancia en la naturaleza, en estado libre o en combinación. La glucosa es un alimento energético muy importante y constituye la forma principal de la utilización de los azúcares por los organismos.

La función principal de la glucosa es producir energía para el ser vivo y poder llevar a cabo los procesos que ocurre en el cuerpo como: la digestión, multiplicación de células, reparación de tejidos, entre otros. Asimismo, la glucosa es uno de los principales productos de las fotosíntesis y combustible para la respiración celular.

La obtención de la glucosa comienza cuando al ingerir un alimento que contiene glucosa, los ácidos grasos del estómago descomponen el alimento y absorbe los nutrientes que son transportados en la sangre, en ese momento el hígado toma la glucosa y la convierte en energía a través del proceso respiración celular. En este proceso, la hormona insulina debe de permitir la entrada de la glucosa a las células y, cuando esto no es posible se origina lo que se conoce como enfermedad: diabetes.

Glucosa preprandial y posprandial.

La glucosa preprandial concentraciones de glucosa antes de comer, es decir, en ayuna. En cambio, la glucosa posprandial son los niveles de azúcar en la sangre a las 2 horas de comer. Una concentración de glucosa posprandial de 200 mg/dl es un indicador de diabetes u otras enfermedades del metabolismo de la glucosa. La Asociación Americana de Diabetes sugiere los siguientes niveles de glucosa, excepto para las embarazas: la glucosa preprandial entre 70 – 130 mg/dl y la glucosa posprandial menos de 180 mg/dl.

La glucemia es el nivel de glucosa en la sangre, el valor normal de la glicemia se sitúa entre 90 a 100 mg/dl. Asimismo, en ocasiones este término hace referencia al examen médico que mide la glucemia. Se debe tomar en cuenta, si los valores de glucemia son bajos el individuo padece lo que se conoce como hipoglucemia y cuando son altos se llama hiperglucemia.

Glucemia baja o hipoglucemia es la presencia de niveles de azúcar en la sangre inferiores a los valores que se consideran normales. Se considera una glucemia baja por debajo de los 70 mg/dl. Algunos de los síntomas son dolor de cabeza, temblores, nerviosismo y sudoración. Una hipoglucemia, especialmente si alcanza niveles muy bajos o se mantiene en el tiempo, puede causar problemas en el organismo graves.

Qué es Insulina.

La insulina es una sustancia que se produce en nuestro cuerpo para ayudarnos a aprovechar la energía proveniente de los alimentos y así ayudarnos a realizar todas nuestras actividades cotidianas como caminar, correr, limpiar la casa, hacer ejercicio, leer, ir a trabajar, cocinar, entre muchas otras, interviene en cada uno de nuestros movimientos, con lo cual es la gasolina de nuestro cuerpo.

Cómo inyectar la insulina

La insulina se administra mediante inyección en el tejido subcutáneo (situado entre la piel y el músculo) donde se queda depositada, de modo que se va absorbiendo lentamente.

Pasos para inyectar la insulina.
  1. Examinar la zona donde se vaya a administrar la insulina. No utilizar una zona que tenga bultos, morados, heridas o fisuras.
  2. Limpiar el área de inyección. No es necesario desinfectar la piel con alcohol, es más importante la buena higiene y el lavado de manos.
  3. Pellizcar suavemente la piel. Levantar un pliegue de piel entre los dedos pulgar e índice.
  4. Coger la jeringa o el pen de insulina
  5. Si se utilizan agujas de 4, 5 o 6 mm de largo (son las adecuadas), insertar la aguja entera en ángulo de 90º (sin embargo, con este largo de aguja no sería necesario realizar pellizco).
  6. Apretar el émbolo e inyectar toda la insulina. 
  7. Soltar el pellizco.
  8. Contar hasta 10 antes de retirar la aguja de la piel.
  9. No frotar la piel después de sacar la aguja. 
  10. Desechar la aguja utilizada para administrar la insulina, tal y como indica su ficha técnica, son de un solo uso.

En caso de utilizar agujas de 8 mm de largo, se debe insertar la aguja entera en la piel en un ángulo de 45º, sin embargo actualmente está desaconsejado utilizar dicha longitud. 

Cuáles son los diversos tipos de insulina?

Los diferentes tipos de insulina se clasifican según la rapidez de su acción y la duración del efecto en el cuerpo.

¿Sabía usted?

Los diferentes tipos de insulina tienen diferentes efectos en el cuerpo.

Insulina en bolo – Seusa antes de las comidas para controlar el aumento de glucosa después de comer.

–          Acción rápida: lispro, aspart, glulisina

–          Corta acción: insulina humana regular

Insulina basal – Controla el nivel de glucosa en la sangre entre las comidas y durante la noche. Generalmente se usa una o dos veces al día. Se puede utilizar sola o en combinación con los medicamentos orales o con las insulinas de acción rápida.

–          Acción intermedia: NPH humana

–          Acción prolongada: glargina y detemir

Insulina pre mezclada – Una combinación de insulina en bolo e insulina basal que controla el nivel de glucosa en la sangre después de comer y entre comidas. Generalmente se usan dos veces al día antes del desayuno y la cena. Se puede emplear sola o en combinación con los medicamentos por boca. El tipo de insulina que le recete su médico depende del tipo de diabetes que tenga, su estilo de vida (qué y cuándo come, cuánto ejercicio hace), su edad y la reacción de su cuerpo a la insulina. También depende de la frecuencia con que usted puede hacerse la prueba de sangre e inyectarse. Las personas con diabetes de tipo 1 a menudo necesitan más de un tipo de insulina. Las personas con diabetes de tipo 2 que usan insulina, en su mayoría, solamente usan insulina basal (de acción prolongada).

¿Qué son los análogos de insulina?

En los últimos años, los científicos han desarrollado nuevos productos llamados análogos de insulina. Estos han sido diseñados genéticamente para que se asemejen más a la insulina producida por el páncreas. Los análogos de insulina facilitan el control de la glucosa en la sangre. Al controlar y evitar la hiperglucemia (glucosa alta) e hipoglucemia (glucosa baja), se puede reducir el riesgo de problemas de salud y mejorar su calidad de vida.

Al igual que las insulinas tradicionales, los análogos de insulina se inyectan con una jeringa, un bolígrafo de insulina o una bomba de insulina. Los análogos de insulina incluyen las insulinas basales de acción prolongada (glargina y detemir) y las insulinas en bolo de acción rápida (lispro, aspart y glulisina). Aún no se ha aprobado el uso de algunos de los nuevos análogos de insulina durante el embarazo. Si está embarazada o planea estarlo, hable con su médico sobre la mejor insulina para usted.

¿Cómo puede cuidar de sí mismo y controlar la diabetes?

Si usted tiene diabetes, debe llevar un estilo de vida sano y aprender lo más que pueda sobre su enfermedad. Siga las recomendaciones de su médico en cuanto al tratamiento y vigile su glucosa para evitar que alcance un nivel demasiado alto o bajo. Puede controlar la diabetes con dieta, ejercicio y medicamentos (de ser necesario).

Preguntas que debe hacerle a su médico
  • ¿Qué tipo de diabetes tengo?
  • ¿Qué tipo de medicamento necesito para la diabetes?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de los medicamentos?
  • ¿Es necesario que use insulina? ¿De qué tipo? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Con qué frecuencia debo hacerme chequeos?
  • ¿Debo consultar con un educador de la diabetes?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo?

La hipoglucemia es frecuente en los pacientes con diabetes tipo 1 que, de promedio, presentan dos episodios de hipoglucemia sintomática a la semana y un episodio de hipoglucemia grave al año. En cambio, la hipoglucemia es menos habitual en la diabetes tipo 2. No obstante, su frecuencia aumenta con los años de evolución de la diabetes a medida que progresan las alteraciones en la función pancreática y, en pacientes con diabetes tipo 2 de larga evolución, la frecuencia de hipoglucemias puede ser similar a la de los pacientes con diabetes tipo 1.

Por Sercuidado

Ser Cuidado - Servicio inmediato de cuidadores, es la empresa en Servicios Integrales de Asistencia a las Personas con dependencia funcional, dedicada a la atención a personas mayores en búsqueda de un envejecimiento digno, a personas con enfermedades degenerativas, a personas con discapacidades y a personas accidentadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s