Categorías
General

SÍNDROME DEL CUIDADOR

Se denominan cuidador familiar (o informales) al conjunto de personas, en un 85% mujeres, que dedican una importante actividad diaria al cuidado de sujetos con dependencias o discapacidades permanentes. Suponen un colectivo cada vez más numeroso que realizan una tarea necesaria (entre un 5 y un 10% de los mayores de 65 años tienen limitaciones de auto-cuidado y movilidad) que, sin embargo, es poco visible y reconocida social-mente. El cuidado será más o menos prolongado dependiendo de la persona y sus circunstancias. Lo que es evidente es que por un tiempo habrá que reorganizar la vida familiar para adaptarse a la nueva situación, da igual si es por la llegada de un bebé a casa o porque el abuelo ya no tiene la movilidad que antes o por un problema de salud o discapacidad temporal o prolongada, de alguno de los miembros de la familiar.
     Las situaciones de dependencia, no son algo nuevo, han existido siempre; lo que ha cambiado en la actualidad, es su importancia social, por sus dimensiones y su naturaleza. La demanda de cuidados para personas dependientes, ha  aumentado a un fuerte ritmo; como consecuencia del envejecimiento de la población, que va asociado a múltiples enfermedades crónicas e incapacitan-tes, así como la reducción  de la población, disminución de la tasa de natalidad y disminución de la mortalidad. Este fenómeno de envejecimiento va a continuar en  los próximos años,  incrementándose la población mayor, y a la vez, disminuirá la proporción de personas en edades jóvenes. Este cuidador principal, que es quien está al frente del cuidado y destina gran parte de su tiempo a esta labor. La responsabilidad diaria y constante del cuidado de una persona dependiente, puede desencadenar cambios de índole personal, familiar, laboral y social y afectar directa o indirectamente la salud física, mental y bienestar subjetivo del cuidador. En cuanto a salud mental, la responsabilidad de cuidar de una persona dependiente puede generar ansiedad, depresión, estrés y sobrecarga.  La sobrecarga del cuidador es un estado de agotamiento emocional, estrés y cansancio, que afecta directamente las actividades de ocio, relaciones sociales, libertad y equilibrio mental; es el grado en el cual el cuidador percibe la influencia negativa del cuidado, en diferentes aspectos de su vida como en la salud mental y física, la interacción social y su economía. Hay diferentes características asociadas a la sobrecarga, entre las cuales se encuentra el grado de dependencia para realizar actividades de la vida diaria del sujeto de cuidado y el número elevado de horas al cuidado.

Por Sercuidado

Ser Cuidado - Servicio inmediato de cuidadores, es la empresa en Servicios Integrales de Asistencia a las Personas con dependencia funcional, dedicada a la atención a personas mayores en búsqueda de un envejecimiento digno, a personas con enfermedades degenerativas, a personas con discapacidades y a personas accidentadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s